7.3.14

La pasión según Clarice



no hay piedad en la ofrenda de la boca
a la abyección hermana de la carne

sino la entrega al abismo de lo real
donde la larva permanece larva
y todo es 
lo que parece.