19.11.15

Chiquitania



Tajibos, moraos, sotos
a sus pies el alma roja del camino.

Ellos trajeron
la oración de la música
dice el poeta
mientras talla el querubín
de ojos oscuros
y  redondos.

No la guerra
insiste
mientras afuera confrontan
los andes y la selva.

En el centro del altar mestizo
un san roque de piernas robustas
cuenta la historia de la metamorfosis
del santo en hombre
de piedra en agua
de sangre en chicha venerada.






(A.G.)

11.7.15

Hold the line


San Jacinto

Thick cloud, steam rising, hissing stone on sweat lodge fire
Around me, buffalo robe, sage in bundle, run on skin
Outside, cold air, stand, wait for rising sun
Red paint, eagle feathers, coyote calling, it has begun
Something moving in, I taste it in my mouth and in my heart
It feels like dying, slow, letting go of life

Medicine man lead me up though town, Indian ground,
So far down
Cut up land, each house, a pool, kids wearing water
Wings, drink in cool
Follow dry river bed, watch Scout and Guides make
Pow-wow signs
Past Geronimo's disco, Sit 'n' Bull steakhouse, white
Men dream
A rattle in the old man's sack, look at mountain top,
Keep climbing up
Way above us the desert snow, white wind blow

I hold the line, the line of strength that pulls me through
The fear
San Jacinto, I hold the line
San Jacinto, the poison bite and darkness take my sight,
I hold the line
And the tears roll down my swollen cheek, think I'm losing
It, getting weaker
I hold the line, I hold the line
San Jacinto, yellow eagle flies down from the sun,
From the sun

We will walk, on the land
We will breathe, of the air
We will drink, from the stream
We will live, hold the line.

San Jacinto (Peter Gabriel)

Densa nube de vapor que crece.
Murmullo de piedra del temascal de fuego.
Alrededor de mi, piel de búfalo.
Ramo de salvia en el bolsillo de piel.

Afuera, el aire frío, de pie
esperando el nacimiento del sol.
Pintura roja, plumas de águila.
El llamado del Coyote ha comenzado.

Adentro, algo se mueve.
Un sabor en la boca y en mi corazón.
Se siente como morir lentamente,
dejando partir a la vida.

El anciano de la medicina me guía a través de la ciudad.
Suelo indio lejano, allí, bien abajo.
Cortes en la tierra, dividida. Cada casa, una piscina.
Niños vistiendo alas, beben agua fresca.

Sigue el cauce seco del río. Mira a los Exploradores y Guías
haciendo signos del ritual Pow-wow.
Último disco de Jerónimo. El restaurante de Toro Sentado.
Sueños del hombre blanco.

El cascabel en el bolso del anciano me susurra:
-Mira la cima de la montaña, mientras sigues subiendo.-
Muy por encima de nosotros, el desierto de nieve
y el murmullo del viento blanco.

Mantengo mi meta. La línea de fuerza
que tira de mí a través del miedo.
La línea de fuerza que me jala a través del miedo.

San Jacinto, mantengo mi meta. San Jacinto, mantengo mi meta.
San Jacinto. El veneno y la oscuridad se apoderan de mi vista.

Mantengo mi meta. Mantengo mi meta.
Y las lágrimas ruedan por mis mejillas hinchadas.
Creo no poder lograrlo, estoy cada vez más débil.
Mantengo mi meta. Mantengo mi meta.
San Jacinto, el águila dorada vuela por sobre el sol.
por encima del sol...

Vamos a caminar sobre la tierra.
Vamos a beber de la corriente.
Vamos a respirar el aire.
Podremos vivir manteniendo una meta.
Mantén tu meta.
Mantengo mi meta.
Podremos vivir.
Viviremos.
Mantengo mi meta.
Mantengamos la meta.

6.6.15

Estrenando acuarelas II (los rosas)


Estrenando acuarelas (los rojos)

El jueves rompí el chanchito y adquirí mis anheladas Windsor and Newton. El kit básico de 12 pastillas cuadradas envueltas individualmente en papel celofán.
Lo bueno cuesta lo suyo, se sabe, pero este es el tipo de ¿gastos? que me hacen verdaderamente feliz. Este y los libros, y los viajes, junto a la alegría de compartirlos.
Por eso comparto ahora algunas de las primeras pruebitas de color, paisajes-cuerpos-manchas hechos sin pensar demasiado y disfrutando de las texturas y veladuras que me permito experimentar con esas tintas maravillosas...





29.5.15

Arde Babel




ARDE BABEL

Algo estalla en la noche
de pronto
el color irrumpe la monotonía
se expande y repliega
en contorsión.

Arden la pulpa y los hilos
que sostienen el alma
de Babel
bajo las monstruosas figuraciones
de sus sueños.

Danzan al rojo vivo
las cicatrices de los póstumos
que no encontraron destino
y vagan por la eternidad
asustando al viajero.

Ellos no paran de reír
así conjuran la nostalgia
de la porcelana sobre el mantel
metonimia del sabor concernido
por atlas ancestrales.


II

Ojos de muñecas yacen
desorbitados
si nada fuera lo que parece
_dicen, mirando todo_
la belleza no tendría razón
de existir
ni la mano acariciar con piedad
los huesos
del enfermo.

La escritura no salva
_dice la voz de la mano_
si no puede golpear
al que ha golpeado
con la misma mano
que acaricia
la misma que enciende
el fósforo
para escribir su ardor.

a.g.

25.5.15

Un poema maravilloso de Daniel Geisser



EURINOME

Quédese quieta ahora, ya no baile,
mujer de blancos brazos,
más blancos que la espuma,
abandone esa danza, triplemente alocada,
ya no siga moviéndose, agitándose,
en la furia azulada de las olas;
que cese el frenesí del marino aquelarre:
no convoque a los vientos
déjelos que reposen en sus odres de cuero,
que se aquieten las aguas
y que no haya mareas,
que sea noche perpetua,
que no se diferencien las estrellas
y que el sol siga negro y no conozca el brillo;
aplaque esa tormenta primigenia,
deje en paz a las cosas, deje que anden,
que sigan, tranquilas en el caos como
hasta ahora, que giren y que floten
en esa sopa cósmica, mezcladas con los restos
de lo que no ha nacido, que siga el remolino
dando vueltas y vueltas; ya no baile, mujer,
mujer de blancos brazos, más blancos
que la espuma, quédese quieta ahora,
hasta apagar la fiebre de los muslos
ebúrneos; no se entregue al fornicio
con la vieja serpiente; apriete bien
los labios de esa grieta purpúrea;
que no haya ningún huevo
para que no haya un mundo.

Daniel Geisser

3.3.15

Insecto


Un aire negro emerge
entre rastros de baba.
Temblor de insecto por la grieta
unos instantes más
una efímera tregua
en la batalla.
Tan digno asirse
del repliegue
su nada.

A.G.