12.10.14

Suéltate!



¡Suéltate! ¡Suelta todo! ¡Pierde todo! Toma aire. Hazte mar adentro. Hazte de la letra. Escucha: nada ha sido hallado. Nada se ha perdido. Todo está para buscarlo. Anda, vuela, nada, salta, corre, cruza, ama lo desconocido, ama lo incierto, ama lo que aún no fue visto, ama a nadie, que tú eres, que serás, déjate, libérate de las viejas mentiras, atrévete a lo que no te atreves, ahí es donde gozarás, haz siempre tu aquí de un allí, y alégrate, alégrate del terror, síguelo por donde tienes miedo de ir, lánzate, ¡es por ahí! Escucha: no le debes nada al pasado, no le debes nada a la ley. Gana tu libertad: devuelve todo, vomita todo, dalo todo. Dalo absolutamente todo, óyeme, todo, da tus bienes, ¿de acuerdo? No te guardes nada, aquello que te importa, dalo, ¿entiendes? Búscate, busca el yo, revuelto, numeroso, que serás siempre más adelante, y fuera de un sí, sal, sal del viejo cuerpo, libérate de la Ley. Déjala caer con todo su peso, y tú, corre, no mires atrás: no vale la pena, detrás de ti no hay nada, todo está por llegar.

Hèlené Cixous (La llegada de la escritura)

18.7.14

Trébol de cuatro





Xilografía, 1/1, Guiu 2013

Queremos tanto a Tomás (in memoriam)





«En Caracas, donde viví exiliado durante ocho años, me preguntaba todas las mañanas qué permite a un hombre ser más libre que los demás. Aprendí entonces que la llave de toda libertad es la imaginación. Aprendí que el primer mandamiento de un escritor y de un lector es no tenerle miedo a la ima­ginación. Si mi imaginación es libre, me dije, no habrá nada que me impida escribir o hacer lo que siento. La libertad no teme a los rechazos, ni a los silencios, ni a las negaciones. Entregar el ser por completo en cada libro, arriesgar a cada instante todo lo que uno tiene y todo lo que uno es ­la felicidad, la tranquilidad, la respetabilidad­: ése es el auténtico juego de la libertad que debe jugar el novelista. Ese es un juego en el que nunca hay derrotas.»

lo publica La Balandra, en face. El texto completo:

http://fundaciontem.org/las-ficciones-son-nuestra-rebelion/

y en La Nación, también un recuerdo

http://www.lanacion.com.ar/1710254-tomas-eloy-martinez-una-pasion-que-burlo-los-limites-de-la-ficcion-y-la-realidad

15.6.14

Eurídice o la fatalidad

Sobre las ruinas,  jirones de tela que habitaran el cuerpo vivo de otro tiempo.
Las alimañas y el polvo en la escena camuflada de la desolación.
Ella era muy joven, pero conocía la oscuridad.  Iba tanteando, para sentir la frialdad áspera de la piedra y el olor de su hombre.
Antes del calor, de la luz, de la mirada.
Era preciso ser cautos y obedecer la consigna.
Pero él sólo podía ser fiel a sí mismo; ver para creer.  Y no esperó.
a.g.

11.3.14

Días de poesía


Mañana empieza el Festival Internacional de Poesía de Córdoba. Es la tercera edición de un encuentro que parece haber llegado para quedarse.
Tengo la alegría de integrar la lista de 60 poetas que llevarán sus voces hasta el patio central del Cabildo, donde también ocurrirán la música y el cine. Los bienvenidos intercambios, canjes, mixturas y contagios entre las artes, sus hacedores y sus públicos, como en ediciones anteriores, volverán a prodigarse.

Abrir la poesía a la gente, tender un lazo entre nuestras palabras y quien las acoja, y que esa ceremonia se convierta en fiesta. Ser receptores también de esas otras voces que hacen posible mantener viva la llama de la creación.
Para que  la lengua siga siendo esa dama indómita capaz de dar testimonio, de hacer sentir, de suscitar revelaciones profundas y terribles de este animal que somos... Así sea, una vez más.







7.3.14

La pasión según Clarice



no hay piedad en la ofrenda de la boca
a la abyección hermana de la carne

sino la entrega al desahucio de lo real
donde la larva permanece larva
y todo es 
lo que parece.













25.2.14

A real sand



My lenguage is over me undressing my words. Pushing me into the real sand.


9.1.14

Parterogénesis


Herida por los fragmentos del espejo que atravesó la carne
se mira mirarse.

* Obra de Pat Andrea que ilustra una de las versiones de "Alicia en el país de las maravillas", el clásico de Lewis Carroll