18.2.09

Rutas argentinas








Anduvimos por escenarios cordilleranos, haciendo ruta 40, al sur de Mendoza. Zona Malargüe, Valle de los Molles, Valle Hermoso, cerquita de las Leñas (que estaba desolada y bastante fea).

Compartiendo silencios y mirares. Eso que pide la vacación: un poco de vacancia, de vacío. Bajar dos cambios. No había internet ni señal de celular.

Shhhh. Ñao perturbe...

Vino bien, más que bien. Esos atardeceres con rumor de viento al pie de los Andes mendocinos. Y algunos encuentros con viajeros intrépidos: el austríaco que anda recorriendo la 40 en moto -alquilada en Buenos Aires-, el ¿alaskés? ¿cómo se dice? sumergiéndose en las termas calieennnntes de Los Molles, el vasco ex-profe de snowboard, en pareja con una cordobesa, instaló sus cabañas al filo de la montaña, y convida a sus huéspedes con cerdo al disco de arado, con salsa agridulce y batatitas.

Hay tantas maneras de viajar. De vivir.