26.8.09

Mi Cortázar inesperado


Hoy cumpliría noventa y cinco años Julio Cortázar.
La efemérides plantea una ucronía. Porque él murió mucho antes.
Pero, por sobre todo, recordarlo hoy significa la celebración de que alguien como él haya existido para nosotros.
Acá está mi Cortázar hoy por hoy, muerto hace 25 años, dos después de la partida de su adorada Carol Dunlop; éste, digo, que también nos ha mostrado que siempre en el subsuelo de nuestras costumbres civilizadas, se agazapa el ídolo de las cícladas, o el que huye de la muerte, o el que mata, desde el principio de todos los tiempos, el verdugo y su víctima, con-fundidos en las muchas memorias de la barbarie.

De aquellas narraciones que formaron parte de su, digamos, primer ciclo, hasta su despertar a la conciencia política en el 68, entre jóvenes franceses que ya eran parte de su tribu en el exilio -no tanto los franceses, como los jóvenes libertarios de ese Mayo pionero-, elijo aquellos que me disparan la inquietud, con sus intermitencias temporales; los de las mil mesetas que despliegan sus tramas; el de la peste que asola la nave de los premiados y su zozobra: las metáforas.
Y del después, hoy 26 de agosto, invitada por Casa 13 (Moni, Aníbal, Luciano y toda esa hermosa gente) a leer sus palabras, por decir uno, elijo su Graffiti, en honra de su y mi admirado Antoni Tapies, trágico, dolorosamente testimonial de una Argentina surcada por el horror y la violencia. Y sigo, y lo sigo eligiendo, al Cortázar que no se conforma con la fama obtenida, al que se saca el traje de burgués y mira frente a frente a Latinoamérica, sus tensiones, sus luchas. Y elijo sus maneras de jugar(se) en serio: la bronca, los errores, incluso las ingenuidades; el optimismo, la barba y el trayecto, la discusión, el amor, la intensidad, el dolor de la pérdida, su voz, su cara de buen tipo, y estas palabras, por caso, que encontré entre sus Papeles inesperados: "porque el dónde está aquí y el sur es esto, el mapa con las rutas en ese temblor de náusea que te sube hasta la garganta, mapa del corazón tan pocas veces escuchado, punto de partida que es llegada".
Feliz cumpleaños, queridísimo.

5 comentarios:

daniela dijo...

me gustó

Rossana Vanadía dijo...

Es redescubrir lugares conocidos, no? Qué linda es la pasión, Andrea! Y que bueno saber de ella! Abrazazononón!

gladys dijo...

Como siempre disfruto la pasión que pones en tus escritos y éste el de Cortázar que nos identifica y nos recuerda el dolor de este Sur que tanto amamos y a veces tan poco defendemos.

Andrea Guiu dijo...

Gracias por sus comentarios! Este Cortázar "revisitado" llegó con otros descubrimientos para mí, desde algunos textos de reciente aparición -los contenidos en "Papeles inesperados"- hasta los cuentos de su última etapa, a los que leí con una mirada diferente... una también viene cumpliendo años, ¿no? Abrazos.

Anónimo dijo...

Andre, creo que lo que más fascina, de toda esta aventura de releer a Cortázar, es descubrir que ya no vienen escritores así. A lo sumo se los reescribe. Nunca me puse a investigar cada cuánto la humanidad hornea pensamientos nuevos. Y personalidades ídem.
Hermoso, tu panegírico.
Rosa